1. SOFÌA Y UN CAMINO A LA LIBERTAD por Mapmaker


    Fecha: 07/08/2017, Categorías: Jóvenes, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    SOFÌA Y UN CAMINO A LA LIBERTAD por Mapmaker Era una jovencita tierna, dieciocho años, recién graduada de maestra; venia de una familia de clase alta pero, le gustaba el magisterio y nunca pensó que el sistema le jugaría una mala pasada. Del sistema corrupto solo se escapan los que tienen poder, los que tienen padrinos y los que tienen influencia. Ella tenía todo eso pero su vocación era mayor y por esos principios se lanzó a aquella aventura. Cuando aplico en el ministerio la tomaron como un nombre más y la enviaron a una escuelita indígena metida en lo mas recóndito de la selva chocó. El supervisor de área le prometió que no le faltaría nada, que el personalmente la visitaría pero en la primera visita que le hizo, le lanzó propuestas indecentes y como ella se negó nunca mas regresó. Llegó a aquel lugar con sus propios recursos, los viáticos solo fueron promesas: nunca llegaron; los cheques de pago tampoco llegaron por la distancia; sus recursos se agotaron y quedó aislada, lejos de su familia, en un ambiente extraño, sólo con la ropa y los utensilios que había llevado. En esa escuela había otro maestro pero era oriundo del área. Un negro enjuto, desagradable aparte de desaseado y descuidado. Si solo hubiese sido negro y flaco no hubiera existido problemas pero los demàs atributos eran los que lo hacian indeseable. Se le acercò en el momento más vulnerable cuando la sintió más indefensa. La joven se hundía en la deseperaciòn, lejos de su familia, lejos de sus ...
    recursos�.ella en su abatimiento lo vio como su salvador, su protector�. Una noche en que la desesperación la abrumaba y el llanto no la abandonaba, llegò astutamente a consolarla. Los sollozos estremecian su cuerpo, la abrazò protectoramente llevandola al lecho. Ella se dejò llevar sumisamente. Le prometiò que la protegerìa, que no le pasarìa nada, comenzo a besarla y ella correspondìo agradecida. Se encontraba tan indefensa que pensò que esa era su ùnica salida. Las manos del grotesco hombre se desplazaron por su cuerpo�.ella cerrò los ojos y se entregò a aquel mamarracho. Codiciosamente la manoseó besándola sin parar, le urgaba con su sucia lengua toda la cavidad bucal, una sonrisa perversa iluminaba su malevolo rostro. Estaba de suerte, sabìa en otras condiciones jamás hubiera tenido una belleza como la que en estas circunstancias tenìa frente a èl. Actuó sin compasión, aprovechandose de la situación. La desnudo por completo pasandole su sucia lengua por todo el cuerpo. Ella sintió su fétido aliento pero estaba resignada a sacrificarse a cambio de compañía, de protección. Bruscamente le separó las piernas metiendo su cuerpo entre ellas, dirigiendo su pene a la entrada virginal. Un envión �.la penetración inmisericorde le saco un grito de dolor�sintiò el desgarre que le causò aquel miembro desconocido�.el esperpento de hombre empezo a menearse como un perro�.arreciando sus movimientos, resollando como un animal hasta que lleno con su esperma el inmaculado cuerpo�.se lo extrajo ...
«1234»