1. Michell y Silvy, preciosas y diferentes


    Fecha: 11/08/2017, Categorías: Transexuales, Bisexuales, Sexo en Grupo, Autor: Alvaroalba, Fuente: CuentoRelatos

    Hola, lo que podréis leer a continuación es el segundo relato de una serie que he decidido escribir como recuerdo de las experiencias vividas a lo largo de años de actividad sexual plena. Son absolutamente verídicos, sin maquillaje y sin adornos para decir que nadie era super nada, ni increíblemente nada, la vida no es una peli porno ya me entendéis, sin embargo en ocasiones te aporta facetas del sexo diferentes con sensaciones. Gracias a esas personas que han compartido conmigo esos momentos. Respecto a mí, soy un hombre sencillo, de complexión fuerte, podría ser tu vecino, tu compañero de trabajo, tu peluquero o simplemente ese chico agradable que te produce picardía y morbo. ******************* Lo que hoy os quiero contar en como conocí e invadió mi mente Michelle, una preciosa y despampanante mujer que podía aportar algo especial a mi vida que otras damas no tienen. Sería precioso decir que a con mis 28 años en mi vida todo era perfecto, pero no, no era así, mis relaciones siempre tormentosas y el mundo laboral patas arriba por la crisis me estaban creando demasiados problemas. También sería precioso decir que mis encuentros siempre eran convencionales, pero no, como la mayoría de los hombres en momentos de estrés acudimos a la ayuda de una profesional, creo que me entendéis, esta es una historia sobre esa profesional. Tras recibir la noticia de que me quedaba sin curro mi cabeza estallaba, no paraba de pensar sin obtener nada fructífero en el esfuerzo, necesitaba parar, ...
    desconectar. Di paso a la pornografía, esa que a todos nos ayuda a distraer la mente, esa que hace que la sangre deje de obstruir el cerebro y descienda a otras partes del cuerpo. Aun así, no era suficiente y di un paso más allá, necesitaba algo real. Me centré en una página de contactos de una ciudad próxima a la mía, buscando aumentar la calidad y la oferta, no tarde en fijarme en alguien muy especial, Michelle (podéis encontrarla en internet), una travesti preciosa de Cartagena que estaba de paso por mi tierra. No era la primera vez que caía en las redes del tercer sexo y esta era una ocasión en la que necesitaba algo intenso, diferente y desde luego ella lo era. Recorrí una a una sus fotos devorando sus curvas, se notaba elegancia, sensualidad, no padecía como muchas otras del grotesco exceso de la cirugía, era sencillamente perfecta. Sus tatuajes le aportaban un toque morboso, sus labios carnosos pedían ser mordidos y su esbelta figura ser tomada. Marque el número y escuche su voz, sensual, aunque ligeramente forzada para encandilar de un modo muy propio del oficio. Me explico sus servicios e impetuoso concerté una cita. Colgué y los remordimientos empezaron a brotar en mi mente, “¿Qué haces?, ¿Porque vas a ir?, ¿y el dinero?, estas sin curro joder”. Los pensamientos golpeaban mi cabeza, el ángel bueno, el pequeño demonio…. decidí llamar y cancelar la cita. De nuevo su voz, me encantaba, me atraía, pero no podía ser. Aún sin saber cómo ella percibió mi nerviosísimo, mi ...
«1234»