1. Mi lobo y yo


    Fecha: 14/08/2017, Categorías: Zoofilia, Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Mi deliciosa aventura con mi lobo Hola a todos, este es mi primer relato en esta pagina y por ende quiero contar como fue esta rica experiencia. Soy una chica de 21 años, cabello largo negro y liso, mido 1.77, soy de piel pálida, delgada, de tetas medianas y un culo apetitoso, desde antes de llegar a la pubertad ya me llamaba la atención el sexo, siempre tocaba mis partes intimas y podía notar que llegaba a un calor extremo, descubrí la sensación que llegaba al masturbarme y de allí empezó mi vida sexual. De tantas experiencias que e tenido esta fue la que me hizo llegar al extremo del placer.. Esto sucedió el año pasado cuando tenia 20 años, ya había experimentado muchas situaciones deliciosas en mi vida hasta que empece a experimentar un cierto gusto por la zoofilia, me encantaba ver zoofilia y como esos inmensos animales se montaban sobre esas mujeres deseosas me excitaba mucho.. desde entonces creció mi morbo en silencio, a pesar de que tenia pareja y una vida sexual muy activa solía masturbarme con el simple pensamiento de tener un pene gordo y duro de algún animal enorme destrozandome por dentro. Pasaron como 8 meses, hasta que a mi mama le regalaron un cachorro de lobo siberiano, muy hermoso y con ojos azul cielo muy bellos, lo decidieron llamar Zeus. Yo al principio me sentía muy contenta con el cachorro, era divertido tenerlo en la casa... Fue creciendo y se con el paso del tiempo se puso mas corpulento y brusco, yo en mis fantasías me imaginaba muchas cosas con el, ...
    pero casi nunca tenia la oportunidad de estar a solas, siempre se presentaba algún inconveniente, pero durante zeus iba creciendo siempre me dejaba lamer las piernas por el, su lengua era excitante, me gustaba llevar mini faldas para que al llegar a la casa el se emocionara y metiera su nariz en mi tanga, la oliera y lamiera mi entre pierna, a pesar de que era por poco tiempo me dejaba suspirando, me inquietaba demasiado y mi vagina se mojaba al extremo de que mis fluidos vaginales traspasaban mi tanga. Era exquisito, muchas veces con el mismo deseo buscaba de saciarme con mi pareja, a pesar de que me follaba como a mi me gustaba yo quería experimentar algo mas. Llego un día en el cual me desperté y al salir de la habitación note que no había nadie en la casa, me habían dejado sola, de inmediato me puse cómoda, me puse el bluson que mas me gustaba ya que hacia que mis pezones se vieran firmes, solo eso tenia puesto, me hice la idea de relajarme por completo, puse algo de metal, y saque un porro de marihuana que había comprado con anterioridad y me lo fume en el balcón de mi cuarto.. Para ser de mañana hacia frió y el viento que soplaba hacia que mi bluson se levantara y dejara ver mi vagina rosadita y suave a la vista, pero nadie lograba verme. Luego de fumar, fume un cigarro y enseguida mis pensamientos se activaron, pensaba en todas esas veces que mi lindo zeus me lamia la cara, metía su lengua en mi boca y hasta cuando lamia mi entre pierna y dejaba su baba caliente en mi ...
«123»