1. Mi primera vez con un negro 2/4


    Fecha: 20/08/2017, Categorías: Sexo Interracial, Autor: amigo, Fuente: CuentoRelatos

    PARTE 2/4 Al tiempo, nos juntamos una noche en mi casa, yo prepare algo simple para comer y cenamos juntos. No sabía si había comprado los juguetitos que me había dicho, pero ya tenía ganas de probarlos. “te traje un regalito me dijo”, y saco de su mochila el anillo vibrador que le había pedido, es un anillo plástico que se estira y tiene en un extremo un hueco con un vibrador pequeño a pilas. “jaja, me reía, lo vamos a probar a ver que se siente”, yo pensando en la intensidad que me podía provocar en mi clítoris. “traje el amigo también” me dijo con cara de picaron “a ver que trajiste para mi” le conteste Y saco una cosa enorme de la mochila envuelto en un film, pero que se veía su forma, tamaño y color. “que hijo de puta, jajaja. Es enorme” le dije, media sorprendida Enseguida lo agarre con la mano, ya me daba intriga. Era grande, no llegaba a juntar las puntas de los dedos cuando lo agarre, y de largo también, era como una botella jajaja. “Cuanto mide?” le pregunte “no es de los más grandes, mide 20cm” para que te acostumbres jajaja Después de verlo y hablar un rato cenamos tranquilos, charlamos y nos fuimos a la cama…. Obviamente comenzamos entre nosotros, a chuparnos, el me chupo la concha hasta hacerme acabar una vez, creo que estaba más pensando en el amigo que en otra cosa jaja. Después le bajé los pantalones y empecé a chupársela, me encanta el sexo oral, y él me dice que soy buena jeje. Me gusta empezar despacio, chupar la zona del frenillo y lamerla a lo largo. ...
    También probamos hacer garganta profunda o tragar lo más que aguante, pero es difícil, lo dejo para otro relato. Una vez que estaba caliente empezamos a coger, la posición del misionero para arrancar, hasta que paro para probar el juguete, yo sabía que él quería buscar el consolador, pero empezó dándome el gusto y probamos el anillo vibrador. No tuvo mucho éxito, le apretaba mucho y era incomodo, aparte no tenía pilas, por lo cual no lo probamos mucho. Después, cuando yo estaba caliente, me pregunto si buscaba al “amigo” “dale” le dije Trago el consolador, ya le había sacado la envoltura y lavado con agua. La verdad que me calentaba un poco, por dentro tenía ganas de probarlo, además el color negro le daba un toque de fantasía que hasta ese momento no se me había cruzado nunca. Lo trajo, se paró al lado de la cama para que se la chupe. Yo me senté en la cama y empecé a chuparle la verga con normalidad. Al ratito que se la estaba chupando me acerco el consolador, para que lo chupe también. Así que empecé a chuparlo también, era como chupar dos vergas jajaja. Igualmente el consolador tiene sabor a plástico y no es lo mismo, pero me encantaba ver como se calentaba mirándome, aparte el color negro y el tamaño me llamaba la atención, obviamente que era más grande y no entraba mucho en mi boquita, pero lo chupaba igual, y con gusto. Después de un ratito y de escuchar a mi chico que me decía “me encanta verte chupar esa verga negra, como me calentás…” me acosté en la cama, me penetro ...
«12»