1. pagando una costosa apuesta


    Fecha: 25/08/2017, Categorías: Zoofilia, Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Hola, mi nombre es Carlos y soy un tipo divorciado que no hace mucho vivió una de las experiencias zoofilicas mas calientes que haya podido imaginar y fue tan increíble (al menos para mi) que me moría por contárselo a alguien y bueno, me encontré con este foro con el cual comparto mi historia a continuación Antes que nada debo aclarar que desde hace ya muchos años soy aficionado a la zoofilia, y aunque nunca la he practicado sí me encanta verla (solo de mujeres ya que soy heterosexual) y leer relatos, fantasías y experiencias; a este respecto debo decir que, honestamente, los relatos y cuentos que la gente tiene a bien compartir, la gran mayoría me parecen falsos, no juzgo ni critico a nadie pero es lo que es y debo ser sincero en mi parecer, y lo digo porque he podido comprobar que practicar la zoofilia es mas difícil de lo que parece, se que suena retorcido pero para poder hacerlo se necesita de práctica, habilidad y paciencia por parte de las mujeres (y hombres) que la practiquen, por ejemplo: si el perro es inexperto y no está entrenado para tal fin, es difícil que se deje tocar los genitales al menos en un primer momento y sobre todo con personas que desconoce y aunque no se requiere de mucho esfuerzo para poner cachondo a un perro macho, por lo general son torpes, inseguros, chambones y con muy mala puntería en su acto de montar a las hembras (o a las humanas cuando menos), es por eso que en casi todos los vídeos de zoofilia los perros requieren de ayuda humana para ...
    consumar o mantener el acto y eso, dicho sea de paso le quita mucho atractivo a la escena zoofilica en si… Pues bien, en mi caso (que es 100% real aunque cada quien es libre de creer lo que quiera) no hubo acto sexual como tal, pero sí es algo que me acompañará por el resto de mis días, porque todo se dio de manera casual y sin planearlo (es por eso que desafortunadamente no cuento con evidencias físicas y créanme que lo lamento en el alma) y se también que, para mi dolor es algo que difícilmente se volverá a repetir… El discurso del principio de mi relato, es precisamente por eso, exponer los hechos lo mas veraz posible y la verdad corrí con mucha suerte ese día, puedo adelantarles que el maldito perro tarado casi lo arruina todo por su novatez y estupidez… ya entrados en materia, fue hace 1 par de semanas en un día domingo para ser exacto, vivo solo en un fraccionamiento de interés social, donde las casas son iguales y modestas (ya saben, con 1 medio jardín al frente) y aunque no es un lugar lujoso ni exclusivo, si es muy tranquilo y seguro y nadie se mete conmigo, en la calle donde vivo hay varias casas que continúan vacías y pues la verdad sí es un lugar muy solo incluso de día, pero no me quejo, al contrario, yo lo veo como una ventaja sobre todo por lo que pasaría ese dia… es en esta parte de mi relato cuando aparece Grimaldi (no voy a decir su nombre pero juro que ese es su apellido verdadero) , siempre me llamó la atención el apellido de esta mujer tan poco común en esta ...
«1234...7»