1. Tres hembras para varios machos


    Fecha: 28/08/2017, Categorías: Orgías, Autor: Karina Rios, Fuente: CuentoRelatos

    Hola a todos, me llamo Karina y tengo 29 años. De nuevo estoy con mi mejor amiga Carolina en mi cuarto y decidimos contar una de nuestras aventuras. No está de más aclararles que somos adictas al sexo y nada nos gusta más que coger. ********** Yo no siempre fui así, claro. Me acuerdo que todo empezó cuando tenía 14 años. En ese entonces era muy ingenua, tenía como todas las chicas de mi edad algún noviecito, pero solo nos dábamos unos inocentes besos y nada más. No se nos ocurría otra cosa, en aquel entonces pensaba que eso era lo más maravilloso, ¡un simple beso! Pero a medida que pasaban los años mi cuerpo se iba desarrollando, y a veces sentía unas cosquillas ahí abajo que no podía explicar, sé que todas las chicas entenderán a que me refiero, el pasar de la adolescencia a convertirme en una mujer, deseosa de explorar el sexo en todas sus facetas. Ya de adultas hablábamos de esas cosas con Carolina y me enteré que a ella también le pasaba algo parecido. Bueno, un día vino a mi cuarto una compañera del colegio a estudiar conmigo y me mostro para mi sorpresa una revista que le había robado a su hermano mayor. Ese día nos enteramos de las cosas que pueden hacer un hombre y una mujer juntos porque tenía unas fotos muy explicitas. Creo que ahí perdí la inocencia. Fue mi primera gran calentura y a partir de ahí no parábamos de pensar en otra cosa. Miramos las fotos mil veces. La dejo en mi cuarto para que no la descubrieran, así que esa noche me masturbe por primera vez soñando ...
    con hacer lo mismo que la mujer de la foto hacía con el tipo, nunca por mi mente paso que un hombre pudiera tener entre sus piernas aquella cosa tan larga y gruesa y que luego sería uno de mis mayores deleites, empezaba a desear como nunca ser la chica de esas revistas, anhelaba tener aquellas fantásticas vergas en mi boca y probar sus jugos o mi concha destilaba sus prematuros jugos imaginándome empalada en aquellas lindas vergas. Cuando estábamos juntas con mi compañera de cole el sexo era nuestro tema favorito de conversación. Las dos dejamos de ser vírgenes casi al mismo tiempo con nuestros respectivos novios, pero fue más bien frustrante. Así que seguí fantaseando y masturbándome y soñando que cogía de verdad. Por supuesto una de mis mayores fantasías era hacerlo con dos hombres a la vez, como todas las mujeres. Hasta que un día, casi sin darme cuenta se me hizo realidad aquel sueño, aquí es donde entra de nuevo mi amiga Carolina. Estábamos en la piscina del club, las dos solas porque ya era tarde, terminando unos ejercicios cuando aparecieron más de ocho hombres vestidos con uniformes de futbol, riendo y gritando se tiraron todos al agua para festejar un partido que habían ganado. Nosotras, un poco asustadas por el ruido salíamos por la otra punta de la pileta cuando nos vieron. Seguro que les llamamos la atención con los trajes de baño y todo. Carolina es alta y tiene un cuerpo hermoso por la natación, yo soy más bajita, pero compenso con unas tetas enormes que son la ...
«1234»