1. Pagando con la misma moneda (I)


    Fecha: 31/08/2017, Categorías: Transexuales, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    PAGANDO CON LA MISMA MONEDA CAPITULO I Comenzare mi relato diciéndoles que fui hijo único de madre soltera y por lo tanto muy mimado y consentido, además quiero que sepan que mis características físicas siempre fueron muy delicadas y poco varoniles y siempre fui considerado como un niño bonito con ojos grandes, largas pestañas, finas facciones y pelo castaño claro y cuando estaba en la secundaria sucedió un hecho que me marco, ya que mi mejor amigo que tenia en esa época, una vez que estábamos solos estudiando en su casa aprovechándose de mi inocencia en el aspecto sexual, hizo que le sobara y chupara su pene, quiero decirles que no me desagrado en lo absoluto pero sabia que eso estaba mal y no volví a hacerlo. Cuando estaba en la universidad conocí a una linda muchacha llamada Erica que era la mas solicitada y asediada por los muchachos, nos hicimos muy buenos amigos y después casi por iniciativa de ella novios, yo creo que me escogió a mi porque no era como los demás y siempre la respetaba, yo por mi parte acepte porque sentía admiración por ella, es mas internamente sabia que de haber nacido mujer me hubiera gustado ser como ella, siempre llevaba la iniciativa y a mi me agradaba que fuera así ya que me gustaba sentirme dependiente. Cuando terminamos la carrera decidimos contraer matrimonio, mi madre se alegro ya que tenia dudas acerca de mi masculinidad, quiero decirles que la luna de miel fue un desastre, los dos llegábamos vírgenes al matrimonio y me daba cuenta que no ...
    tenia la capacidad de satisfacer las necesidades sexuales de mi esposa, con un pene pequeño y eyaculacion prematura, aunado a mi falta de experiencia en el terreno sexual. Ambos trabajábamos en diferentes empresas aunque ella con mas éxito que yo, sexual y profesionalmente me sentía frustrado y mis preferencias sexuales se hacían mas patentes hacia el sexo masculino ya que me sentía atraído por los muchachos mas guapos y varoniles de la oficina y me masturbaba pensando en la experiencia que había tenido varios años atrás con mi amigo de la secundaria, las relaciones sexuales con Erica se hacían cada vez mas esporádicas y trataba de evitarlas al máximo, solo cuando ella me las exigía las teníamos, pero quedaba de manifiesto mi incapacidad al respecto y nuestras relaciones maritales se hacían mas tensas cada día. Al cabo de un tiempo Erica comenzó a llegar mas tarde de lo debido y sin que yo se lo preguntara me decía que estaba saliendo con sus amigas a tomar café o alguna copa, como la veía contenta no me atrevía a cuestionarla y además ya no me exigía nada respecto al sexo, yo por mi parte me había refugiado en la masturbación con revistas de hombres desnudos de grandes penes que tenia bien guardadas. En esa época mi admiración por Erica crecía día con día, observaba su feminidad y la forma tan sexy y sensual como se comportaba y se vestía, cada día soñaba con ser como ella, nuestra relación se había transformado en una buena amistad, los fines de semana que estábamos juntos ...
«1234...9»