1. La historia de mi primer trío


    Fecha: 01/09/2017, Categorías: Sexo en Grupo, Bisexuales, Autor: Fannyco, Fuente: CuentoRelatos

    Siempre se me han dado los idiomas, desde muy pequeña dominé el inglés, luego, aprendí alemán y hace poco me decidí por el francés. Recientemente me encontraba tomando clases de francés, llevaba poco más del mes y medio en clases, y como me intimidan las multitudes, jamás había notado otros salones del instituto. Una tarde, al salir de mi clase, se acercó un hombre muy apuesto preguntando con un acento raro si tenía encendedor, tengo más de 10 años fumando, pero mi vida y hábitos han cambiado gracias al cigarrillo electrónico, no he dejado de fumar, sólo que ahora fumo dónde me da la gana y estoy muy feliz de no oler a cigarrillo por la vida; en fin, lamentablemente, no tenía ningún encendedor a la mano para aquel hombre, por lo que me limité a decirle que lo sentía. Respondió gracias con ese acento raro que noté extranjero, y a juzgar por su apariencia no era mexicano. Era caucásico, alto, delgado, atlético, ojos azules y una sonrisa bastante característica, tenía algunos lunares en el rostro que por alguna razón me parecieron lindos, en especial uno que se apreciaba arriba de su labio superior, era sexy. Suelo ser bastante reservada en muchos aspectos de mi vida, a veces, hasta cierto punto tímida, en especial con personas que me parecen atractivas, por lo que saqué de mi bolso las llaves de mi auto y mi cigarrillo electrónico, y me dirigí con paso despistado hacía el estacionamiento. No pude evitar pensar en aquel hombre, ¿por qué no había visto a semejante espécimen por ...
    el instituto antes?, no era relativamente nueva ahí, pero me dio igual y seguí con mi día. Al día siguiente, justo antes de entrar a mi salón, ahí estaba, de pie junto a la puerta del salón contiguo al mío, hablando con tres chicas en inglés, la experiencia me pareció familiar, de esas extrañas situaciones en las que conoces a alguien nuevo y lo terminas viendo hasta en la sopa. Tengo la costumbre de no saludar a quien no conozco, por lo que sólo evadí la mirada y me dirigí a al salón. Al terminar la clase, como siempre soy la última en salir, intenté disimular la mirada al salón contiguo, estaba vacío, por lo que me dirigí hacia la entrada del instituto, y ahí estaba, haciendo check out con su tarjeta, por supuesto que era profesor, de eso iba su acento extranjero, he ahí que estuviera hablando con aquellas chicas en inglés. Intenté salir sin que me notara, pero apenas escuchó mis pasos y volteó con curiosidad, de la nada me saludó, mi estómago se estremeció un poco antes de soltar palabra, y sólo pude articular un hola un tanto entrecortado, me dejó pasar primero por la puerta mientras sacaba un cigarrillo de su bolsillo, me preguntó si hablaba inglés y al responderle afirmativamente comenzó a hablar, su acento era británico, comenzó con un chiste acerca de los encendedores, y cómo misteriosamente todos se le perdían, mientras yo reía nerviosa, el encendió su cigarrillo y miró su celular, noté que no se dirigía a ningún lado, mientras fumaba me preguntó qué idioma estudiaba ...
«1234...»