1. Se desmayó un rato, pero le gusto


    Fecha: 01/09/2017, Categorías: Intercambios, Autor: juandeldiablo1957, Fuente: SexoSinTabues

    Todas estas experiencias comenzaron, a partir de que le cumplí una fantasía, que salió a colación, después de que ella vio una película porno en un hotel de paso que visitamos, en donde un negro con una gran verga se cogía a una güera, tan linda como ella. Inocentemente o pendejamente, le pregunte si a ella le gustaría cogerse a un negro, ella, sin pensarlo mucho, me dijo que sí y con esto me llevo la fregada. Le cumplí su fantasía no una, sino dos veces, hechos que ya narré anteriormente, con el paso del tiempo ella le empezó a encantar las vergas grandes de los negros, tuvo ella varios encuentros con algunos, hasta que me traicionó y se fue con uno de ellos, que por cierto, ya lo conocía la muy cabrona, por lo que, en mis narices cogieron bien y bonito, sin saber que ya eran amantes desde hace mucho tiempo. Esto fue hace tiempo y al amparo de mi soledad empecé a recordar hechos o encuentros que viví en esa experiencia el swinger y muchas otras cosas más que iré subiendo próximamente. Bueno dejemos de tonterías y empecemos a hacer memoria. Como dije antes, después de los dos primeros encuentros con un negro, mi ex le agarro gusto por las vergas gordas y negras. Desde hacía un tiempo yo notaba que mi ex andaba con la trompa fruncida, yo sabía que significaba eso, quería decir, que quería algo, pero no me lo decía, después de una buena sesión de verga que le di, agarre al toro por los cuernos (no era yo, he) y le pregunte que le pasaba, ella acurrucada sobre mí, me dijo, ...
    con voz melosa, ¿sabes de qué tengo ganas? Imaginándome lo que quería, le pregunte, que cosa es, ella me dijo, papi ¿Por qué no organizamos un encuentro con un negrito?, sabes tengo ganas de coger con uno, después de meditarlo un poco, le dije, bueno, pero ya sabes las reglas, tiene que ser un tipo que no conozcamos o sea que había que contratar a un negro y con una verga grande y sobre todo le dije, que no quería que volviera hacer la pendejada de quitarle el condón a su cogedor en turno. Así que, me di a la tarea de conseguir uno, no, sin algún trabajo lo encontré, estaba bastante joven, yo creo que tenía como unos 23 años, como requisito, le pedí que me enviara una fotografía, vestido, desnudo y de ser posible con la verga parada, cuando mi mujer vio las fotos, le gusto el tipo, en la foto se veía que estaba bien armado, me cite con él para arreglar algunos detalles. Llego el día esperado, nos quedamos de ver en un bar de un hotel, por el rumbo de la zona rosa, para el efecto, temprano nos hospedamos en él, ya por la noche bajamos al bar, en donde lo íbamos a ver, para esto mi ex mujer iba echando tiros, solo vestía un vestido que le caí libremente por todo su sabroso cuerpo, por lo que se le podía ver a través de la tela, su hermoso par de tetas y los cachetes de sus hermosas nalgas, que se movían rítmicamente al compás de su andar. Lo vimos, nos saludamos, le presenté a mi ex y pasamos a sentarnos, nos tomamos unos tragos y para romper el hielo empezamos a platicar de ...
«1234»