1. EL MISMO CIELO CON LA BURRA


    Fecha: 06/09/2017, Categorías: Zoofilia, Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Mi garrote estaba a reventar y bien mojado, se le escurría el lubricante natural, sin embargo por el tiempo que ya paso desde la ultima vez que me eche un burra, no le atine a la primera clavada, pues sentí que topaba con algo, cosa que corregí en el segundo empujón, flexione un poco la rodilla y me acomodé de tal modo que quedó mi verga la posición correcta, empujo y se fue hasta el fondo mi verga. Después que salimos de mi comunidad, y al llegar a la Ciudad con un cambio brusco de vida, mi papa tuvo que vender la burra con la que conocí el sexo y fue mi primera vez y todo esto a la vez me tenia contento y a la vez triste ya que me deshice de mi amor. En el año 97 ya llevaba 3 años practicando la zoofilia con mi burrita y lo hacia casi a diario o mas, digamos que en lugar de masturbarme como cualquier adolescente, tenia a mi mujer (mi burrita), y la tenia a mi entera disposición. Cuando llegamos a la Ciudad, transcurrieron los días, meses y así mas de un año y yo estaba como loco, me excitaba demasiado, pues ya andaba en los 14 años, 3 años ya desde mi primera vez, pero de todo esto, yo nunca aprendí a masturbarme en mi niñez, pues la primera vez que eyacule fue en la vagina de una hermosa burra, por lo que no sabia como calmarme la fiebre, pero como todo tuve que aprender, pero por la experiencia que ya tenia en zoo, la masturbación nunca me lleno por lo que busque y busque hasta que Dios se apiado de mi, y en hermosa tarde me puse un Ángel hembra en mi camino, estaba en ...
    primero de secundaria, ya había pasado mas de un año que no probaba vagina de burra. salí entonces de la Escuela y en lugar de caminar hacia la casa, me fui para una comunidad muy cerca de la ciudad en donde aun la gente aun tenía animales de este tipo para el campo, y la zona aun estaba poca poblada, lo recuerdo bien corría el año 99, era el mes de junio y estaba en los últimos examanes, alrededor de 20:00 horas A lo lejos vi una silueta parecida a un burro, me fui derechito hacia donde estaba amarrada y al inspeccionar me di cuenta que se trataba de una joven hembra, con solo ver eso , me puso a mil, al tocar mi paquete vi que el pantalón ya estaba mojado, y como era un lugar que transitaba gente esporadicamente, siempre había riesgo que alguien me viera, decidí no perder tiempo y por la experiencia que tengo en esto, me fuí directamente a su vulva y le meti un dedo, a lo que ella respondió muy gustosa, estaba bien caliente y pude ver lo rosado de su panocha, en seguida me desabroche el pantalón sin quitarme el cinturón, mi verga brincaba de emoción a fin va cenar carne de nuevo, quede justo a la altura de su panocha negra y bien rosadita, mi garrote estaba a reventar y bien mojado, se le escurría el lubricante natural, sin embargo por el tiempo que ya paso desde la ultima vez que me eche un burra, no le atine a la primera clavada, pues sentí que topaba con algo, cosa que corregí en el segundo empujón, flexione un poco la rodilla y me acomodé de tal modo que quedó mi verga la ...
«12»