1. Nervios, dulces y orgasmos


    Fecha: 07/09/2017, Categorías: Microrelatos, Erotismo y Amor, Autor: Maria Apunto, Fuente: CuentoRelatos

    —Cuando esté llegando te llamo, me dice. El día ha sido bastante intenso pero esperaba con ganas esta noche. Aprovecho para darme una ducha algo larga y cuando salgo pongo algo de rock en la radio. Lo cierto es que no he cenado, pero aun así tampoco tengo mucha hambre, me como una chocolatina, unas chuches y me miro en el espejo con la mini toalla de la ducha pensando qué ponerme. Lo voy preparando encima del tocador: tanga, sujetador, medias de blonda, camisa de seda… pienso que quizás es demasiada ropa para lo poco que va a durarme puesta, pero quiero que disfrute desenvolviendo el regalo. Me quito la toalla y me paseo desnuda por la habitación, que es enorme, la sensación de libertad es maravillosa, me asomo por la ventana y veo la noche con luna llena inmensa, sonrío pensando en el “hombre lobo” que espero. Me termino de arreglar y voy preparando su recibimiento, quiero jugar un rato. Quito la mesa de centro de la habitación y la retiro hacia la ventana dejando el espacio vacío. Pongo una silla en ese hueco, de espaldas a la puerta y coloco un camino de chocolatinas desde la puerta hasta la silla - un recibimiento dulce, pienso. Todo preparado. Me tumbo en un lado de la cama de 2x2 a esperar con el móvil al lado. Me siento nerviosa por conocerlo, por tocarle, por lo que dirá cuando me vea, por si le gustará el recibimiento. Escucho la música de fondo y me siento sexy, excitada. Pienso en masturbarme, sonrío pensando en él y no lo hago. Suena el teléfono, bajo la radio ...
    y le doy instrucciones mientras me escondo en el baño: “Cuando piques, te das la vuelta. Cuando te lo diga entras, cierras, te quitas el abrigo, sigues el camino hasta la silla, te sientas sin moverla, respira hondo y cierra los ojos. No los abras hasta que yo te lo diga, no hace falta que te los tapes, confío en ti. Espero que te guste lo que veas al abrirlos.” Le escucho sorprenderse al entrar, su voz me encanta, me resulta súper sexy, me excita. Cuando está en su sitio me avisa y salgo del baño, bajo las luces y me acerco a él despacio, ya no tengo prisa y quiero disfrutar cada segundo. Está con los ojos cerrados y sonríe (le noto la risa algo nerviosa quizás) y eso me hace sentir poderosa, le abro las piernas y le cojo de las manos para llevarlas hasta mis muslos quiero que note mis medias de blonda. Quiero que me recorra a ciegas. Me pide abrir los ojos y se lo niego… unos segundos más. Su cara cambia, le gusta. Mis dedos recorren su barba, rozan sus labios ansiosos ya por tocarme, me sigue tocando con sus manos y le beso despacio, le rozo con la lengua… me gustan sus labios carnosos ummmm. Le dejo abrir los ojos, me sonríe y me sujeta contra su cuerpo, nos besamos apasionadamente. Mete las manos por debajo de mi camisa y recorre mi espalda, lo noto ansioso y yo estoy muy excitada, me desabrocha el sujetador, me quito la camisa, me aprieta el culo contra él mientras me termino de desnudar, me mira serio con pasión encerrada, le miro, le quito la camiseta y recorro sus ...
«1234»