1. Doña Chela 1 BBWMX


    Fecha: 07/09/2017, Categorías: Anal, Sexo con Maduras, Voyeur, Autor: bbwmx1, Fuente: xHamster

    Mi primera vez Pensando en el por que de mi gusto por las mujeres maduras y llenitas llegue a la conclusión que fue por lo que me sucedió en mi primera vez. De esto que contare ahora han pasado muchos años, pero siempre ah vivido en mi mente y creo que sigue gobernando de alguna manera mis gustos y mis deseos. Tendría yo cerca de 16 años, para ese tiempo ya estudiaba yo fuera de mi pueblo a donde regresaba cada fin de semana a pasarlo en lo de mis padres. Tenia entonces una vecina que era un poco mayor que mi madre, doña chela, una señora chaparrona, diría gordita pero faltaría a la verdad, era gorda pero con forma, o sea que se le formaba cintura, tenia unos senos enormes, y unas nalgas mas grandes aun, los tobillos eran de un grueso impresionante, ya que era lo único que dejaba ver, siempre uso faldas larguísimas, y unos vestidos que le cubrían desde el cuello, solo en tiempo de calor podía verle los brazos, y bueno con ella es con quien tuve mis primeras fantasías, recuerdo que fue cuando en un día que ella paso por casa a pedir algo a mi madre iba en un vestido sin manga de esos que dejan ver desde el comienzo del brazo, ella se agacho y pude ver solo el borde de su brasiere y el bulto de su seno, eso sirvió para que desde ese día me &#034enamorara&#034 de ella, desde ese día la vi diferente, y procuraba estar siempre cuando ella fuera, o me ofrecía a llevar lo que mi madre le enviaba, solo para verle los tobillos o el meneo de su enorme cola al caminar, o ver como se ...
    bamboleaban sus enormes chiches al caminar. Ella tendría en esa época cerca de 40 y tantos años. Siempre que había reunión en casa, ella y su esposo eran invitados, y aprovechaba yo para estar cerca de ella mirándola, siguiéndola con la mirada, y fantaseando con verla desuda, ya que a esa edad mía yo aun no conocía mujer desnuda, solo en fotos de revistas claro. Así que siempre terminaba yo jalándome la verga en su honor con unas tremendas venidas pensando en doña chela. Uno de esos días estando en casa, subí hasta la azotea a bajarle a mi madre unas ropas que habían tendido allá arriba, de mala gana subí hasta la azotea, así como sin querer me asome a la casa de doña chela, y lo que vi me dejo impresionado, estaba doña chela lavando ropa a mano, tallando y echando agua y haciendo ese movimiento de tallar y tallar, como ella estaba en su casa, llevaba solo una bata floreada encima lo pude adivinar por que sus chiches se movían de una manera impresionante como dos globos llenos de agua, un bamboleo sensacional, sensual, tremendamente excitante, y el movimiento que ella hacia al tallar la ropa hacia que se pronunciara mas el movimiento de ese enorme par de tetas, además llevaba un par de botes sueltos a partir de arriba y se podía ver la carne blanca del nacimiento de los senos, desde el punto de vista que yo tenia podía ver casi sus senos completos, estaba yo embelesado viéndola desde mi azotea, cuando mi madre me pega un grito llamándome pidiéndome lo que me mando a buscar, eso ...
«1234...16»