1. Penétrame - Parte II


    Fecha: 08/09/2017, Categorías: Transexuales, Autor: susytv222, Fuente: SexoSinTabues

    Sentí dentro de mi boca un chorro de semen, rápidamente lo tragué en un mar de excitación, el segundo llenó toda mi boca, traté de tragarlo, pero tres o cuatro descargas más que rebasaron lo que podía tragar o tener en mi boca, salía por los lados, empapaba mis manos, mis labios, mi cara recibió dos descargas generosas…terminó las eyaculaciones, pero yo, excitada a mil, succionaba su pene haciendo que se vacíen sus testículos en mi boca…la sensación de tener a mi hombre vaciándome su semen dentro de mí, por estimulación mía, asimilando que si la naturaleza varonil de su cuerpo le exigía darme esos líquidos, era porque yo era su hembra por naturaleza, un remolino se sensaciones eróticas y femeninas en mí, hicieron que llegue a tener una rica eyaculación dentro de mi tanguita y debajo del vestido de gala… PENETRAME - PARTE II Acariciemos mi pene con tu ano? No, penétrame Lo que sucedió durante las segundas vacaciones que compartí mi cuarto con mi primo Pepe, cuando ya teníamos 15 años él y yo de 13. Mi primo Pepe, la última que nos habíamos visto en las anteriores vacaciones, me había penetrado a petición y provocación mía, esa noche me juró que “haría cualquier cosa” para tener sexo conmigo todas las noches en la siguiente vacación… Durante ese año, solo me dedique a mis estudios y rara vez recordaba lo que pasó con mi primo, pensé que quedaría en un simple recuerdo que no lo hablaríamos nunca más, me daba mucha vergüenza de eso y no quería tocar el tema, peor hacerlo ...
    nuevamente… Para la siguiente vacación yo ya tenía mi propio cuarto, cuando llegaron ellos, nuestros padres nos acomodaron en camas separadas, pero en mi habitación, ya que por la edad, según ellos, teníamos muchas cosas que compartir. A esa edad yo era totalmente lampiña, mis piernas y nalgas habían tomado una forma femenina que se pronunciaba por mi cuerpo delgado y de piel blanca. Mi primo en cambio, era de piel menos clara que la mía y su cuerpo era de tendencia atlética, a pesar de haber cumplido recién 15 años, se notaba que sería un hombre robusto y muy guapo… Al pasar de los primeros días Pepe me tocaba el tema de lo que hicimos la anterior vacación, yo esquivaba esa conversación, me sentía incomoda, no quería quedarme a solas con él, porque me tocaba con descaro mis nalgas, me quería besar en la boca y solo tocaba ese tema… Pepe: primita tengo mucho dinero, quieres hacer pene con pene, juguemos a los esposos? Te quiero coger!, colocó bastante dinero en mi mesa de noche. Yo: primita??!!, no pasa nada!, llévate tu dinero Pepe: me rogabas que te penetre la anterior vacación, te gustaba ser la mamá… Yo: no te rogaba, eras tú el que lo hacía! Pepe: pero te gustaba jugar con las ropitas puestas…te veías tan linda vestida de mamá Yo: sí, pero ya no me gusta ese juego!, llévate tu dinero La tercera noche que dormimos, casi por la media noche, lo siento desnudo en mi cama, sacándome la pijama y metiéndome mano por todo lado… Pepe: que ricas nalgas te crecieron primita, déjame ...
«1234...16»