1. Nuestra aventura


    Fecha: 08/09/2017, Categorías: Amor Filial / Incesto, Confesiones, Autor: DrGonzalez, Fuente: CuentoRelatos

    Qué tal, he estado leyendo uno que otro relato, pues me entró la curiosidad de saber de algunas historias parecidas a la mía y cuál fue mi sorpresa de encontrarme algunas páginas dedicadas a la publicación de relatos, no estoy seguro de su veracidad así como ustedes tampoco estarán seguros de la mía, pero pues como todos, escribiré y me desahogare. Tengo 43 años de edad, vivo en una de las delegaciones de la Ciudad de México, médico de profesión con una especialidad en medicina familiar, divorciado y pues con relaciones pasajeras y algunas amigas con derechos por así decirlo, casadas y otras no. En mi matrimonio a temprana edad tuve 2 hijos, una niña actualmente de 19 años y un niño de 10 años, la parejita como así dicen. Omitiré los nombres por cuestiones de seguridad. Yo vivo en un departamento al sur de la ciudad el cual es de 3 recámaras ideal para cuando mis hijos están de visita cada 15 días en fin de semana, así acordado con su mamá. De unos años para acá mi hija obviamente entró a la adolescencia y fue notable y fascínate el cambio que dio su cuerpo, su mamá es una mujer muy guapa y con un cuerpo divino, obviamente todos los cambios físicos en mi hija eran demostración del poder genético que yacía en ella. Los fines semana que llegaban era inquietante verla pasarse con sus mini shorts y sus blusitas por las mañanas, yo solo retiraba mi vista rápido de ella en cuanto la veía entrar a la cocina o pasearse por la sala y el comedor, trataba de retirar pensamientos ...
    nada apropiados de mi mente, pues la cuestión estaba en que es mi hija de la que hablamos. Un domingo casual, despertándonos ya un poco tarde ya que el día anterior habíamos acudido al cine a una función de noche, mi hijo ese día se había quedado a dormir conmigo, el aún seguía dormido, yo por mi parte me levante al baño y con la sensación de hambre, después de terminar en el baño acudí a la cocina y en cuanto entre aún dormido me encontré con la imagen de mi hija, husmeando en el refrigerador, de espaldas, con una blusa y una tanga rosa, me quede petrificado por unos segundos y en cuanto me disponía a regresar a mi cuarto, se volteó y dijo: Oh! Papá, ya te despertaste, ¿que vamos a desayunar? Ya tengo hambre. Yo solo baje la mirada y respondí: Perdón nena, ahorita veo que hacemos de desayunar, deja ir a despertar a tu hermano y ahorita vemos. Vístete que ahorita traigo a tu hermano. Se empezó a reír y solo me dijo "si papá" Ese día transcurrió normal, decidimos salir y encontrar algo en la calle para desayunar, regresamos y cada uno se dispuso a hacer sus respectivas tareas y repasos, después acudimos a una plaza comercial para comprarles ropa y zapatos, regresamos y me dispuse a llevarlos de nuevo con su mamá, pero durante todo el día, estuve casi perdido en la imagen de mi hija; de espaldas, con tanga y ese hermosos culote, no sabía que ya usaba ese tipo de ropa interior. Baje del coche y platique algunas cosas con su mamá respecto a la escuela de ambos, así como de su ...
«1234...7»