1. Cómo me cogí a tu madre


    Fecha: 09/09/2017, Categorías: Primera Vez, Confesiones, Autor: Arandi, Fuente: CuentoRelatos

    Pues sí, por medio de estas palabras quiero confesarte que he penetrado sexualmente a tu madre también. En más de una ocasión, siendo sincero, y quisiera contarte cómo fue que se dio la primera vez. Lo digo con estas palabras, un tanto formales aunque crudas, para que veas que hablo en serio y sin ánimo de ofender. Pretendo que leas lo siguiente con la mente abierta. Como sabes, a tu mamá la conozco desde cuando yo aún iba a la secundaria. En aquellos tiempos ella tenía poco más de dieciocho años. Aún siendo muy joven, yo la veía como toda una mujer, debido a los años que me llevaba. A su lado yo me sentía como un chiquillo. Un puberto, como ahora dicen. Siendo compañera de prepa de tu papá, se hicieron novios. Y, para serte franco, aún hoy no sé que vio en él. Tu padre siempre ha sido un pelmazo; tú ahora bien lo sabes. Ella, en cambio, siempre ha sido muy bonita, inteligente y chambeadora. Por ello me gusta hasta el día de hoy. Desde el primer día que la conocí, la recuerdo poseedora de una piel muy tersa y clara, con algunas pecas de tono marrón cubriéndole la alta espalda y su bajo cuello. Gozaba de una silueta muy femenina gracias a sus marcadas curvas en muslos; caderas; trasero y pecho. Su rostro siempre fue hermoso, de ahí tus mejores facciones. Sus senos ya eran notablemente turgentes; incluso años antes de que te amamantara. Ya como novia de tu padre, constantemente la veía de reojo cuando iba a la casa. Desde el principio no le agradó a mi madre, debo decirlo; ...
    pensó que era una cualquiera, una chica de barrio bajo sin la mejor educación, pero ya conoces a tu abuela. Quién iba a pensar que el pendejo de tu papi iba a embarazarla, provocando que quedara unida a nuestra familia por ello. Ni modo, nuestra madre tuvo que tragarse aquella píldora, pero eso pasa por criar a un imbécil como lo ha sido tu progenitor; lo siento pero es verdad, y eso que les ha hecho, tanto a ti como a tu hermana, lo comprueba. Mira que traerse una culona a casa diciendo que esta sí es la buena... hijo de... En vez de andar buscando viejas en Tinder, debería dedicarse al cuidado de ustedes, ¡carajo! Qué bueno que aquella otra lo dejó. Pinche irresponsable. Siempre ha sido así, por lo que fácilmente podrás imaginar que nunca se tomó la molestia de usar condón cuando fornicaba con tu mamá, y fue así que te concibieron. Cuando tu mami se mudó a nuestra casa, para vivir con tu papá (trayéndote en su vientre), yo tuve que dormir en el sillón pues ella dormiría con él en el cuarto que antes compartíamos. En principio eso me molestó mucho, pues perdí mi espacio propio, sin embargo, pronto me acostumbré. Además me alegró el que viviera con nosotros pues, desde el principio, demostró ser una persona muy trabajadora (a diferencia de tu papi). En ocasiones llegaba, incluso, a lavarme la ropa. La verdad eso me daba vergüenza, más cuando había veces que había lavado mis calzones manchados de semen, y es que, en ese entonces, estaba en la edad de la chaqueta diaria; ya te ...
«1234...»