1. El viejo del clandestino


    Fecha: 10/09/2017, Categorías: Anal, Gays, Masturbación, Autor: peyuko78, Fuente: xHamster

    Para empezar les dire que me encantan los hombres maduros sobre los 55 años,asi es el protagonista de esta historia,un señor sobre sesenta años que hacia tiempo me tenia muy caliente y hacia que me corriera unas tremendas pajas viendo unas fotos suyas que atesoraba en mi celular,Don Valdemar se llama el protagonista de mi relato,como dije nos conociamos hacia tiempo,este señor tenia un clandestino como le llamamos a esos lugares donde se vende licor a escondidas,yo solia ir con amigos algunas veces a su casa a beber cervezas,tenia una amplia terraza donde había mesas y sillas donde acomodarse, y, obviamente el igual compartia sus tragos con nosotros,ahi aprovechaba de mirarlo bien y aunque no era ningún modelo de revista tenia algo que me calentaba mucho,yo descaradamente le miraba su entrepierna cuando se sentaba frente a mi,ademas casi siempre usaba de esos pantalones delgados de tela asi que se le marcaba un bulto mas que tentador,un dia en que el estaba solo y el amigo que iba conmigo se embriago demasiado y se fue,ahi el me dijo que me quedara a tomar unas cervezas mas que el invitaba me sorprendi y de pronto una gran calentura se apodero de mi,despues de que mi amigo se fue ,me acomode en mi asiento al momento que el traía otras botellas de cerveza,algo ebrio yo pero muy lucido y sobre todo caliente le miraba su bragueta ya sin disimulo el lo noto y se sento cerca mio con sus piernas bien abiertas invitándome a devorar su bulto con mis ojos,aunque yo a esas alturas ...
    quería saborearlo con mis labios,ahi fue cuando me dijo que hacia tiempo se había dado cuenta de mis intenciones,yo me sonrroje ,pero esa era la oportunidad que tanto había deseado,decidido le dije que me traia muy caliente el se acerco mas agarro mi mano y la puso sobre su bragueta,a través de la suave tela de su pantalón pude sentir lo grande que era,yo se que en estos relatos se exagera mucho el tamaño de la verga ,pero Don Valdemar la tenia realmente grande y eso lo comprobé cuando se abrió el cierre del pantalón y con algo de esfuerzo saco su herramiena semierecta,yo me estremeci de calentura al ver semejante pedazo y siendo el que deseaba de tanto tiempo,lo agarre y le eche el prepucio hacia atrás quedabdo una cabezota algo morocha expuesta,me puse entre sus piernas y el olor de ese miembro me hizo volar de gozo,la oli del principio hasta donde salía de su calzoncillo,era ese olor a verga de macho,al instante empece a chuparla ,primero la cabeza y de ahí de apoco empece a tragármela era inmensa,amedida que me la tragaba se le iba poniendo mas dura,y crecia mas ,no me cabia del todo en mi boca,olia deliciosa se la chupe con glotonería durante varios minutos,luego el se puso de pie y ahí aprecie el tamaño de su herramienta en todo su esplendor,me puse de pie y pegados frente a frente besándonos podía sentir su pedazo chocar con el mio.el me besaba todo,el cuello parecía poseído,de nuevo me agache y creo haberle hecho la mejor mamada de mi vida a ese miembro delicioso,me ...
«12»