1. Vacaciones muy movidas, el primer día


    Fecha: 12/09/2017, Categorías: Anal, Sexo con Maduras, Sexo Duro, Autor: Anitaslut44, Fuente: xHamster

    Vacaciones muy movidas, el primer día Por fin mi adorado Víctor y yo habíamos podido coincidir para tomarnos unos días libres. Había sido un día bastante largo y trajinado. Despertarse temprano, taxi hasta Aeroparque, las valijas, el embarque y algunas otras demoras, pero por fin esa misma tarde estábamos en Uruguay, dispuestos a pasar unos días de merecido descanso. Todavía con algo de buena voluntad, a pesar del cansancio del día, arrastré a mi esposo fuera del hotel, como para no perder ni un solo instante y esa misma noche salimos a recorrer la ciudad. Nos gustó mucho el clima cálido, el ambiente agradable y caminamos bastante, hasta que decidimos parar un rato en un boliche a tomar algo. Aún cansados como estábamos, sentimos que la música nos inundaba, por lo que en pocos minutos y todavía con los tragos en mano estábamos bailando solos en el medio de la pista. “No puedo más, me voy a sentar” me dijo Víctor agotado. Yo seguía todavía con un poco de pilas, y me quedé entusiasmada bailando sola, mientras mi esposo ya se había hecho de dos nuevos amigos en la mesa. Observé con sorpresa como Víctor aceptaba y brindaba con ellos muy alegremente y muy pronto me pareció que comenzaba a mostrar los efectos del alcohol. Los dos tipos se ocupaban de mantener lleno el vaso de mi lindo maridito y él entusiasmado no dejaba de brindar y beber. Al rato ya estaba hecho una piltrafa humana y entonces decidí que era tiempo de retirarnos. “Vamos amor?” Le pregunté acercándome a la ...
    mesa. “No creo que pueda ir a ningún lado así” dijo uno de los hombres, con acento porteño. “Nosotros te podemos ayudar” Propuso el otro. “Bueno, pero solamente a buscar un taxi” Les respondí, mirándolos con desconfianza. Me encontré finalmente apretada entre ambos en un viejo taxi que nos llevó hasta nuestro hotel, mientras Víctor iba casi desmayado por la curda en el asiento delantero. Podía sentir que los dos tipos me rozaban las piernas y las tetas haciéndose los distraídos. La situación era algo incómoda, pero al mismo tiempo sentía que me empezaba a excitar y calentar esta cuestión. Al llegar al hotel ambos hombres arrastraron a Víctor hasta nuestra habitación y lo depositaron en la cama. Realmente era preocupante verlo en ese estado calamitoso. “Muchas gracias chicos, realmente fueron de mucha ayuda” Les agradecí sonriendo. “Así nos vas a agradecer?” Dijo el morocho con cara de sorpresa. “De qué manera se te ocurre que les voy a agradecer?” pregunté haciéndome la tonta, aunque en el fondo, el morbo y algo de excitación comenzaban a aflorar de a poco. El rubio se me acercó repentinamente, haciéndome retroceder hasta apoyar mi cola contra una mesa. El tipo tenía un olor a macho que me envolvió y me excitó hasta casi hacerme humedecer. “Bueno, el paquete nos dio bastante trabajo” Dijo, mientras señalaba a Víctor tirado en la cama. Tuve que hacer un esfuerzo para contener la risa. De pronto me sentí deseada, y la morbosidad de la situación me calentó aún más. Ya comenzaba a ...
«1234»