1. FUERON LAS MIRADAS INDISCRETAS


    Fecha: 12/09/2017, Categorías: Poesía erótica, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Fueron las miradas indiscretas de mis ojos a sus grandes tetas, las que la pusieron caliente, en aquel garito, donde la gente, esquiva, distante, aburrida, gris, se ponía hasta arriba de hachís. Ella fue la que dio el primer paso. En su mano traía un vaso, un vaso de cubata vacío. Recorrió mi cuerpo un escalofrío cuando se sentó a mi lado y puso la mano sobre mi soldado. -Llevo tres meses sin follar. El chocho me va a estallar si no follo contigo esta noche. Dime, vaquero. ¿Tienes coche? Era rubia, de grandes tetas y bajita. bajita pero cachonda y bonita. -Tengo un Renault Megán, -Vamos, si por señas quieres pedir pan, cuando tu polla se corra en mi boca y veas que bebo tu leche como una loca. Nos fuimos, yo mojado y empalmado. ella desendo correrse con mi soldado. Los asientos reclinados. Ella tumbada me hacía una fenomenal mamada. Me fui a por sus tetas, grandiosas. La saboreé. Estaban deliciosas. Más delcioso estaba su chochito Se lo comí despacio, despacito. Era verdad que tenia la gana atrasada, pues se corrió como una condenada. Luego siguió con la felación hasta que me corrí como un león. Ni una gota, ni una gotita de mi leche salió de su boquita. Después fuimos a mi casa y allí dejó arrugada como una pasa, a mi polla, tras siete polvos de campeonato, tan cierto, como me llamo Renato.
«1»