1. Observando a mi mujercita con sus familiares


    Fecha: 29/10/2017, Categorías: Orgías, Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Hola no estaba seguro en que categoría situar mi relato, pero sucedió que mi esposa (de 25 años, de 1.55 m de estatura, 50 kg de peso, discretas pero lindas y redonditas tetas, culo magnífico, grande y redondo, súper firme y sexy) y yo fuimos a una fiesta de su familia, todos estaban muy ebrios y noté que varios hombres de su familia y algunos que ni eran de su familia, le hablaban muy de cerquita y bailaban con ella de forma muy rara, me intrigó y me dediqué a observar y fue algo que nunca imaginé. 100% REAL DEL SÁBADO 12 DE NOVIEMBRE 2016 Y SOLO PARA LECTORES PACIENTES. Se aceptan comentarios, consejos, recomendaciones y propuestas. Mi esposa es una mujer de cierta forma recatada en cuanto al sexo, no es muy demostrativa de afecto en público, es muy golosa y apasionada en la cama, en lo íntimo, pero ni siquiera gusta de lucir su cuerpo con ropa muy atrevida, sexy, como escotes o faldas cortas ni transparencias. Y la verdad yo a veces le he animado a usar algo así pero ella se ha negado y lo mucho que hacemos en público es tomarnos de la mano, abrazarnos y darnos besitos simples. En esta fiesta, yo estaba tomando un poco platicando con algunos miembros de la familia de mi esposa, comiendo y tenía un poco de cansancio, algunos de sus primos o tíos se acercaban a buscarla para bailar alguna pieza como normalmente pasa en las fiestas de su familia. Todo era normal pero había varias mesas de invitados donde ya la mayoría estaban ebrios, tanto mujeres y hombres, yo veía a 2 de ...
    los hermanos de mi suegro realmente ebrios que estaban dando show de baile cuando apenas y podían mantenerse en pie. Y sus amistades también, señores ya de 50 años para arriba que daban pena. Todo transcurría normal, cuando fui al baño y estuve en el sanitario como 10 minutos, escuché de pronto la voz de mi esposa acercándose a los baños venía hablando y riendo con alguno de sus tíos a quien no le reconocía la voz de borracho. Mi mejor le decía en tono de burla, cuidado TIO que ya estás bien borracho no te vayas a caer y el le contestó: hijita no te preocupes, así borracho como me ves es cuando me pongo más cachondo y lo hago mejor que sobrio. Mi mujer solo soltó una risa como de burla e incredulidad y le respondió a su tío, bueno ahorita salgo tío voy al baño. Me sorprendió que el tío de mi esposa le hablara con esas palabras. Entonces me quedé un poco más en el sanitario aunque ya había terminado, para esperar cuando escuchara a mi esposa salir y regresar juntos a la mesa y decirle que mejor nos fuéramos porque ya todos estaban poniéndose muy mal. Y escuchaba afuera del baño de hombres al tío chiflando. De pronto, pasaron unos minutos y no escuchaba movimiento ni el silbido, solo la música al fondo. Salí del cubículo del baño y me empecé a lavar las manos, el baño de hombres y mujeres estaba dividido por un murete, que no llegaba por completo al techo y ya, podías escuchar perfecto el chorro de las vecinas en el wc. Mientras me lavaba las manos escuché la voz medio sigilosa ...
«1234...»