1. Mi hijo me chupa 3


    Fecha: 05/12/2017, Categorías: Amor Filial / Incesto, Autor: poraquiporalli, Fuente: SexoSinTabues

    Os sigo relatando mis experiencias con mi hijo, si queréis leer los relatos anteriores aquí dejo los links: http://www.sexosintabues.com/RelatosEroticos-38645.html http://www.sexosintabues.com/RelatosEroticos-38743.html Los días pasaban y cada vez se acercaba más el cumpleaños de Pablo, no tenía mucho tiempo para buscar a alguien y para prepararlo a él. Mi nene quería disfrutar de dos pollas y yo se lo iba a hacer realidad sí o sí. Decidí que este fin de semana serían unos días dedicados íntegramente a dejar todo listo para el culmen final. Estuve mirando vídeos e informándome sobre el mundo anal y sus primeras veces, compré lubricante y el momento perfecto como siempre era el baño. Pablo ya no hacía ver que me rozaba sin querer, ni siquiera pedía permiso, cuando estábamos bañándonos y le apetecía me agarraba el rabo directamente y se ponía a comer, era más dueño él de mi miembro que mi mujer. Chupaba el glande, lamía el tronco, se metía mis huevos en la boca. Todo con una delicadeza que sólo él tiene y llevándome al cielo. Estiré mi mano mientras él estaba a lo suyo y le acaricié las nalgas. Mi nene tiene la piel muy suave y tiene un culito delicioso y muy carnoso. Pasé mi dedo por dentro y toqué por primera vez su agujerito rosado al que pronto le daría diversión. Agarré el lubricante, me unté un poco en el dedo y recorrí toda su rajita con él. - Papi está fresquito - dijo Pablo con mi rabo en la mano. - Esto te va a gustar ya verás. Acto seguido le puse de pie y le di la ...
    vuelta para verle el ano de cerca, la vista era maravillosa: una agujero cerrado, precioso, entre unas nalgas que a cualquiera le gustaría follar. No me pude contener y acerqué mi lengua a ese orificio tan deseado para mí. Lo recorrí entero con la lengua y me detuve haciendo presión donde pronto metería mi verga. A mi pequeño parecía gustarle porque se reía de vez en cuando y se retorcía un poco, quizás se acordaba de nuevo de los vídeos que le mostré pero no tenía tiempo para preguntarle, estaba ocupado saboreando ese manjar. Aparté mi cara de esa rajita e intenté meter un dedo: - ¿Te duele Pablo? - No, se siente raro. Inicié un mete-saca con mi dedo índice haciendo círculos para abrirlo un poco más. Le acerqué más a mí y al moverse pude ver que su penecito estaba erecto, me alegraba ver que lo estaba disfrutando. Tocaba un segundo dedo. Empezó a costarme entrarlo y mi nene se quejó un poco así que cogí algo más de lubricante para entrarlo mejor, cuando vi que Pablito estaba más aliviado volví de nuevo al mete-saca. Su culito parecia alojar con gusto mis dedos y empecé a notar la respiración de mi hijo más acelerada. Todo iba perfecto así que me dispuse a introducirle el tercero pero. - ¡Vamos que la cena ya está lista! - gritó mi mujer desde el salón. - Pablo se nos ha hecho tarde y tenemos que salir. - Jo papá era divertido. Le miré con una sonrisa mientras le sacaba de la bañera, le di un besito en la mejilla y le dije: - Mañana continuamos, no te preocupes. Nos secamos ...
«123»