1. Don Isauro un pervertido Tendero. Parte 9ª.


    Fecha: 12/12/2017, Categorías: Sexo con Maduras, Autor: sexigaleno, Fuente: SexoSinTabues

    , , , ¡no te basta con haberme roto mi culito! y casi todas las noches me haces como si fuera una muñeca de trapo, ¡mira como ando de inflamada del vientre!, ¿pero sí, eso es lo que quieres de mí?, ¡te lo daré, ¿pero antes hablaremos hoy por la noche? , , , Regreso con este capítulo que al parecer ya es el penúltimo de esta saga, según lo platicado con la bella Angie y don Isauro, ya que ellos son los autores de la obra, un servidor los hace suyos, ya que los corrige, los acomoda, les da el matiz correspondiente, para que lleven una debida secuencia cronológica, además de darle el erotismo y el morbo adecuado, para beneplácito de todos los que leen mis relatos; continuo de la manera siguiente: “ “ “Una sorpresa mayúscula se llevará don Isauro, pero a la vez agradable” “ “ Las semanas seguían su curso normal, las visitas de sus amiguitas y la súper niñota Angie, así como de su pequeña novia y su hermanita, no fallaban, ni la de los domingos por la tarde de Brecia y Mirta, que se la pasaban de lujo viendo revistas y películas porno, todo eso ya lo observaba Lety, quien en más de una ocasión le reclamaba del ¿porqué de esas visitas?, al parecer esta chica estaba enamorada de don Isauro, ya que celosamente le decía sus cosas y más que ya había visto que se andaba cogiendo a Mina y Gris sus ex vecinitas, y también de que, ¡Angie le dejaba sus pantys húmedas bajo la almohada de la cama!, él le decía que ella tenía la culpa, ¡ya que no le quería dar “el tesorito”!, y pues su sobrina ...
    Angie se lo daba, y lo de las nenas hijas de su amiga, pues ellas desde antes que estuviera allí, ya tenían acercamientos muy privados y que las nenas son muy reservadas de lo que hacen con él, Lety ya molesta le dijo, ¿ah, con que eso quieres?, ¡no te basta con haberme roto mi culito! y casi todas las noches me haces como si fuera una muñeca de trapo, ¡mira como ando de inflamada del vientre!, ¿pero sí, eso es lo que quieres de mí?, ¡te lo daré, ¿pero antes hablaremos hoy por la noche? La noche se llegó, cenaron juntos normalmente, Lety fue a uno de los refrigeradores de la tienda y tomo un par de botellas de caribe kooler de durazno y al regresar le dijo; ¡allá te espero!, Isauro fue a poner los candados a las cortinas, apagó los braker de las máquinas, apago luces y se fue a alcanzar a Lety, que estaba acostada escuchando música y tomando a traguitos de una botellita de ese vino de fruta, ella tenía puesto un baby doll, muy cortito y acostadita esa prenda estaba arriba de medio muslo, se apreciaba que en la caída de la tela y por la posición, ¡su alzada pelvis marcaba eróticamente el montecito de venus!, Isauro se sentó al borde de la cama observando lo hermosa que estaba Lety, no había exageraciones en su cuerpo de curvas o voluptuosidades, o pechos gigantes, ¡no había nada de eso!, sólo un cuerpecito tierno que llamaba la atención vestida o desnuda. ¿Bueno Isauro tú quieres mi tesoro, no?, ¡eso me lo has pedido mucho!, y nunca has tratado de abusar de mí, ¡yo me di sola ...
«1234...8»