1. Mi vieja, "su amigo" y yo


    Fecha: 13/12/2017, Categorías: Intercambios, Autor: juandeldiablo1957, Fuente: SexoSinTabues

    La verdad, la inteligencia de una mujer para engañarte no tiene igual, en ese asunto ellas son muy frías para engañarte con otro tipo, para ello y como fui tan pendejo de abrirle las puertas al mundo del swinger, pues ella se aprovechó para engañarme con un dizque amigo, el cual era su amante desde unos años después de que nos casamos. Ahora sé, porque se iba por meses a su tierra de vacaciones, dizque para ver a la puta de su madre, (a quien, por cierto, una vez ya me cogí) para coger a gusto con su amante, casualmente iba sin mis hijas. Toda mi vida he sentido la necesidad de poder llevar una vida sexual abierta en todos o al menos en casi todos los aspectos. Yo siempre he dicho que no hay nada más hermosa que una vagina peloncita, ese manjar no se puede comparar con nada. Como se acercaba nuestro próximo aniversario de casados, mi ex mujer y yo decidimos que la celebración sería muy especial. Había una amiga de mi ex mujer que me atraía sexualmente y tenía deseos de hacer un trio con ella, pero, mi ex mujer como que no le gustó la idea, me dijo, que ella tenía planeada otra cosa, sabiendo las preferencias de mi ex vieja por los hombres de color bien dotados, ya me imaginaba lo que quería. Así que, me conto de un amigo de su familia y en especial de ella, que databa de sus tiempos de estudiante y que por casualidad estaba de visita con su familia, ella, muy sutilmente me propuso que lo hiciéramos con él, a esta proposición yo me opuse, porque nosotros habíamos establecido, ...
    que, si lo hacíamos, seria con una persona completamente desconocida, en esa ocasión no quedamos en nada, terminé diciéndole el consabido "ya veremos". Al poco tiempo, después de una noche de pasión, mi mujer me volvió a tocar el tema, contándome, que lo conoció cuando ella estudiaba en Culiacán y que contrastaba entre todos sus amigos, por su color, también me conto, que, en su momento, él estuvo enamorado de ella, al escuchar eso, me sentí un poco celoso, ella se dio cuenta de esto, afirmándome, riéndose, que él siempre se supo comportar con ella, pasando a ser uno de sus mejores amigos. Con el tiempo, también se volvió amigo de su familia y por eso, dos veces al año los visitaba, mientras me contaba, me empecé a imaginar cómo sería ese encuentro lo cual me excito muchísimo y me dije, que esa podría ser la oportunidad de ver como se comportaba mi vieja con un conocido, porque una cosa era hacerlo con un desconocido y otra cosa muy diferente, es hacerlo con un conocido, esto último, fue lo que, aunque no muy convencido, me obligo a acceder, como no me vio muy convencido, ella a manera de justificación, me dijo, es un buen amigo y ya verás que todo saldrá bien. (Claro que salió muy bien para ella). Le dije que lo invitara, para celebrar que era nuestro aniversario y que tenía muchas ganas de conocerlo y platicar con él, ella rápidamente contacto con él, quedando de visitarnos el fin de semana próximo, buscamos la forma de que nuestros hijos no estuvieran en casa, por lo que, ...
«1234...»