1. En la piscina con mi suegro


    Fecha: 11/04/2017, Categorías: Amor Filial / Incesto, Infidelidad, Autor: SAM82, Fuente: CuentoRelatos

    Adrián como siempre, su trabajo en primer plano y su vida conyugal en segundo plano, de mi relación de pareja solo tengo una queja, lo sexual, como les he dicho, mi esposo es muy conservador y yo muy libidinosa, más aun, después de que Julián despertara la puta que todas llevamos por dentro. Un fin de semana, Adrián y yo, decidimos visitar a mi suegra a su casa de playa, una doña, de 52 años, de porte muy conservador y elegante, una mujer muy centrada y firme en su creencias religiosa, viuda y vuelta a casar con Fernando, un hombre de unos 50 años, de porte viril, musculoso, pero no por efectos de pesas, sino por efectos de trabajo, comenzó como caminero y en la actualidad es dueño de una gran flota de camiones, él y mi suegra son dos polos opuestos, las amigas de mi suegra rumoran que Fernando se casó con ella con la esperanza de convertirla en una pecadora, pero no logró su cometido, ahora carga con una fama de putañero. El caso es que llegamos el viernes en la tarde, después de los saludos de rigor y acomodarnos en nuestra habitación, mientras cenábamos mi suegra le pidió a Adrián que al día siguiente le llevara para la ciudad ya que tenía que hacer una diligencia importantísima ya que Fernando no se encontraba, la ciudad queda a 2 horas aproximadamente. A la mañana siguiente nos preparábamos, ellos para ir a la ciudad y yo para tomar el sol en la piscina, me puse mi traje de baño, bikini no hilo dental, esto debido a que recién casada con Adrián en una oportunidad, salí ...
    a tomar el sol con un hilo dental y a mi suegra de casualidad no se le desorbitaron los ojos, también ocurrió con Fernando, pero por distintos motivos, por sugerencia de Adrián evito usarlos delante de mis suegros. Cuando se disponían a partir, llegó Fernando, saludo y despedida, se marcharon dejándonos a Fernando y a mí en la casa, la relación con mi “suegastro” es normal a pesar de que el tío no es santo de mi devoción, su fama de putañero, su descaro al mirarme, me viste y me desviste con la mirada, si sus ojos fuesen penes, me hubiese follado, lo hacen un tío pesado, con todo y eso, a veces Fernando es agradable, sobre todo cuando a mi suegra algo la escandaliza él lo convierte en algo jocoso. Me encontraba acostada a orillas de la piscina tomando el sol cuando observé una sombra que se interponía entre el sol y yo, al levantar la mirada observé a Fernando con dos vasos de cuba libre (ron, coca cola y limón) estirando el brazo me ofreció uno, me incorporé observando a Fernando quien vestía un traje de baño que no disimulaba la gran polla que se ocultaba detrás de la tela, no pude evitar dirigir la mirada hacia ese lugar pero si pude esquivarla con rapidez, para no quedar en evidencia. Charlamos cosas banales mientras tomábamos las cubas, de repente me dijo con tal naturalidad, que si lo deseaba me pusiera mi hilo dental para que tomara el sol como a mí me gustaba, que esas cosas, a él no lo escandalizaban, por el contrario, consideraba que si una mujer poseía una figura ...
«1234»