1. Paulina, historias de una adicta al sexo 3


    Fecha: 19/06/2017, Categorías: Sexo Oral, Anal, No Consentido, Autor: zanza69, Fuente: CuentoRelatos

    Esta historia me paso una vez que fui al cine por mi cuenta, me toco sentarme en medio de dos señores ya maduros, ese día fui vestida con una blusa bien escotada, unos leggins, no iba en plan de nada, solo de disfrutar una película sola, pero una se lleva sorpresas agradables. La película estaba a la mitad cuando note que uno de los señores no dejaba de verme las tetas, tendría unos 60 años, empezó a tocar mis piernas, yo al principio me resistí, pero este era muy insistente, trate de irme pero el con bastante fuerza me volvió a sentar en la butaca del cine, ahora era más descarado, besaba mi cuello, sus manos estaban jugando con mis tetas, pensé que eso no podía empeorar cuando el otro sujeto metió sus manos en mis leggins y frotaban mi sexo y mi culo, sentía sus labios en mi cuerpo, sacaron mis tetas del brassier, mi leggins estaba en mis rodillas, los dos viejos gozaban libremente de mí y nadie en la sala parecía importarle. Ahora cada uno disponía de mis hoyos como quería, metían sus dedos, yo no paraba de gemir, sacaron sus vergas y me obligaron a masturbarlos, estaba muy prendida, uno tomo mi cara y llevo directo a su verga obligándome a que se la mamara, me agarro del cabello y hundía su verga en lo más profundo de mi boca, el otro apretaba mis tetas, las golpeaba y tiraba de mis pezones, me acomodo y apoyo su verga en la entrada de mi cola, estos no me tenían consideración, de golpe la metió en mi culo, era gruesa y sentía muy apretada, los dos me violaban a plena vista y parecía como si yo no importara. Tras un rato de intensa cogida, los dos se corrieron dentro de mí, al terminar solo guardaron sus vergas y siguieron viendo la película, yo humillada y expuesta me reincorpore rápidamente y salí de la sala al baño, trague el semen de mi boca y sentí como la leche de mi culo manchaba mi ropa, llegue al baño y me masturbe antes de irme, ese día me fui con una sonrisa ya que no esperaba que me sorprendieran tan fuertemente.
«1»