1. Convertí a mi hermano en mujer


    Fecha: 22/07/2017, Categorías: Jóvenes, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Conocí a un peón en la hacienda que me atrajo mucho. Es un hombre negro, alto, muy fuerte, y viril. La primera vez que lo ví me excité muchísimo y empecé a masturbarme imaginandome con él. Esa semana al volver a la ciudad empecé a tomar anticonceptivos, pues soy una chica rubia, muy bien formada y en ese entonces tenía 17 años. Todos los chicos de la escuela me coqueteaban, pero no les hacía caso y no había sentido ningún interés sexual especial hacia nadie hasta que conocí a Humberto, el peón. Al volver el fin siguiente a la hacienda de mi padre, me fuí a buscar a Humberto, quien al verme se alegró mucho. Le coqueteé abiertamente y el me beso con deseo, no solo deje que lo hiciera, si no que respondí sus caricias. El me llevó a la parte alta de un granero donde sus manos me tocaron a placer, al tocar mi clítorix tuve mi primer orgasmo con él. Nos desnudamos y pronto yacía desnuda, con las piernas muy abiertas, esperando su embestida. Le dije que era virgen y el me dijo: "Mi vida, eso lo vamos a corregir muy pronto". Al acercarse más miré hacia mi vagina y ví su enorme y mojado pene. Era enorme, largo y muy grueso, sentí miedo y un gran deseo a la vez. Humberto se montó sobre mi y colocó su glande en mi rajita, sentí como era llenada por aquel magnífico macho y al metermelo todo grité de dolor y placer y tuve un segundo orgasmo. Humberto empezó a bombear y pronto estaba acoplada a él gimiendo y jadeando como loca de placer y deseo. Era algo demasiado divino y empecé a ...
    tener un orgasmo tras otro. El estaba muy excitado y al venirse me apretó por las caderas y derramó toda su esperma profundamente en mi vagina. Quedamos agotados. Yo temblaba de deseo y placer, pronto me poseyó por segunda vez. Empezamos a besarnos y entonces sentí que nos miraban, volteé y vi a mi hermano Gianni mirándonos y nos dijo: Voy a acusarlos con papá. y trató de pasar, pero Humberto lo agarró por una pierna y lo tumbó. Mi hermano se puso como histérico, pues era muy racista, y empezó a amenazarnos, entonces le dije a Humberto: "Violalo", a ver a quien acusa. Entre los dos inmobilizamos y desnudamos a Gianni, quien luchaba con mucha rabia, pero pronto se agotó, entonces Humberto colocó un cuchillo en los genitales de mi hermano y le dijo: Si no haces lo que digo voy a caparte. Gianni se quedó quieto, pues a Humberto lo llamaban en la hacienda para capar animales. Humberto empezó a lubricar a gianni introduciendo uno de sus dedos. Al dilatarlo se montó sobre él. Gianni lloraba aterrado y decía que no diría nada, pero vi como Humberto lo penetro y empezó a cogerselo. Gianni gritaba de dolor y trataba de alejarlo, pero Humberto no se detuvo y pronto eyaculó profundamente en su ano. Después de esto lo obligó a satisfacerlo oralmente y al acabar yo había tomado suficientes fotos de ellos y le dije: "Si nos acusas, diré que estás celoso porque lo amas". Humberto me dijo: Mi vida, quiero cogerte esta noche, y tu deja tu ventana abierta por si tengo que salir y esconderme, o ...
«12»